Guía: En autobús de Chiang Mai a Luang Prabang

La forma más común de viajar de Chiang Mai, en el norte de Tailandia, a Luang Prabang, en Laos, es tomar un vuelo de aproximadamente 1 hora. Pero para conocer Laos más allá de sus ciudades turísticas, viajar por tierra es la mejor opción, aquí la guía de un viaje largo pero muy interesante realizado en Agosto 2016.

El viaje toma dos días, y comprende tres grandes secciones:

Primera parte: Chiang Mai, Tailandia a Huay Xai, Laos
Segunda parte: Huay Xai a Luang Namtha, Laos
Tercera parte: Luang Namtha a Luang Prabang

Primera parte: Chiang Mai, Tailandia a Huay Xai, Laos

cnx-huayxai

La ruta es algo complicada y pasa por comunidades rurales, de difícil acceso y sin las comodidades occidentales, salvo en algunos puntos hoy más conocidos por los amantes del trekking y otros viajeros interesados en las comunidades locales y su forma de vida.

tix-cnx-to-chiang-khong

El viaje comienza en la estación de autobuses de Chiang Mai. El primer trayecto nos lleva hasta la frontera de Tailandia con Laos, en Chiang Khong.

El boleto se consigue en la estación (de preferencia con anticipación, aunque es fácil comprarlo el mismo día) y sale en 395 Bahts / $12 USD en primera clase y 254 Bahts / $8 USD en clase regular (de hecho es el mismo autobús, la única diferencia es el tamaño de los asientos). Hay dos salidas: a las 8:00 am y a las 14:30 pm.

El trayecto de menos de 300 km toma unas 5 horas, por lo cual mejor conviene salir temprano.

El autobús es muy cómodo, con aire acondicionado, ventanas panorámicas y hasta agua y snacks gratis:

Al llegar a Chiang Khong, el autobús nos deja en la carretera, justo en la intersección que lleva hacia el “Puente de la Amistad” (“Friendship Bridge” en inglés) que conecta Tailandia con Laos. De aquí, es necesario tomar un Tuk-Tuk (moto-taxi), o bien caminar en el rayo del sol ya que no hay otro tipo de transporte público. El costo es alrededor de 50 Bahts / $1.5 USD por persona, aunque el precio puede muchísimo, especialmente para “farangs“, pero en la parada de Tuk-tuks están marcados los precios en inglés, lo cual es una ventaja…

El tuk-tuk nos lleva hasta el puente, donde hay que pasar por Migración para sellar la salida de Tailandia, un proceso relativamente rápido (al menos a finales de Agosto, sólo había 5 viajeros más en la fila…). El Puente de la Amistad une Chiang Khong con Huay Xai, es el cuarto puente que une Tailandia con Laos y fue abierto en Diciembre de 2013. El edificio que alberga las oficinas de Migración es completamente blanco, moderno, pero con la característica arquitectura Thai:

Al cruzar Migración, hay que tomar el autobús / shuttle, con salidas cada 30 minutos, que cuesta 20 Bahts por persona / $0.6 USD) y cruza el Río Mekong. El puente mide 630 metros de largo por 15 metros de ancho.

Una vez del otro lado, a pasar Migración de nuevo. Es necesario presentar una foto tamaño pasaporte para obtener la visa al llegar. El trámite no toma más de 15 minutos, y tiene un costo de $35 USD. Procura pagar en USD, ya que si usas Bahts o Kips, acabas pagando alrededor de $43 USD, el tipo de cambio es arbitrario y no corresponde con la tasa real.

Al salir de Migración comúnmente hay “Jumbos” esperando, un tipo de autobús abierto, algo así como la versión local de los “Songthaew” tailandeses. El costo para llegar a la estación de autobuses es de 10,000 Kip (moneda de Laos: 1USD=8,000 kip) / $1.25 USD, aunque algunos choferes intentarán cobrar el doble o más, así que más vale preguntar a varios y así ejercer un poco de presión para obtener el precio correcto.

img_1668-copy
Jumbo en Luang Prabang

Segunda parte: Huay Xai a Luang Namtha, Laos

huayxai-luang-namtha

La estación de autobuses de Huay Xai Bokeo parece salida de una película… Gente con cajas, atados y bolsas, piso de tierra, asientos de plástico bajo un techo de lámina para resguardar a los viajeros de las lluvias y el sol… unos cuantos vendedores ambulantes y numerosos puestos con frutas, galletas para el camino, agua, refrescos, arroz en bambú, pollo a las brasas y otros platillos locales con ingredientes misteriosos… Mi favorito es el arroz en bambú, muy limpio, se prepara dentro de secciones o tubos de bambú (de unos 15 cm de largo) que luego se ponen al fuego, el agua hierve al interior y el arroz se cuece a la perfección. El arroz sin tratamiento alguno es de color rojo obscuro, casi morado (no es blanco…) así que al abrir el tubo de bambú uno se encuentra con un arroz muy suave, pegajoso (“sticky rice”) y morado… una delicia…

El autobús sale a las 3:00 pm de Bokeo a Luang Namtha (un recorrido de menos de 200 km / 4 horas en autobús), y sale en 60,000 Kips, un poco más de $7 USD. Hay una corrida a las 6:00 pm hacia Luang Prabang pero definitivamente no es recomendable viajar de noche, así que es una buena opción pasar la noche en Luang Namtha y retomar el viaje por la mañana.

El autobús VIP es un poema… perfectamente amarillo, por dentro muy cómodo aunque la costumbre es que se suban los que quepan a presión… No importa si ya no hay asientos, si alguien cabe en el piso o parado, es bienvenido…

El camino nos regala vistas inolvidables del Laos rural, a pesar de la realidad desgarradora originada por la guerra secreta de los años 60’s-70’s y que sigue teniendo impacto el día de hoy…

Al llegar a Luang Namtha, cerca de las 7:00 p.m., es fácil encontrar alojamiento. Numerosos restaurantes y hostales se encuentran en la calle principal del pueblo. Los precios en los restaurantes son sumamente elevados, y obviamente restringidos a los turistas extranjeros debido a su precio… Una cena para dos personas, nada sofisticado, una pizza y un par de sodas, sale en alrededor de $20 USD… exhorbitante considerando el tamaño de las porciones y el lugar… Hay un mercado nocturno en la calle principal, pero la verdad nada apetecible, pero aún así los precios hasta en los platillos más sencillos son considerablemente más altos que en Tailandia (por ejemplo, plátanos asados… 1 plátano costaba en $1.5 USD en Laos, mientras que en Tailandia por el mismo precio -50 Bahts- compras una docena…) El hotel salió en unos $10 USD la noche, una habitación básica, con ventilador y una cucaracha gigantesca, eso sí, gratis…

A la mañana siguiente, hay que tomar algún tipo de transporte para ir a la estación de autobuses, de preferencia, tomar el transporte del hotel (hace una gran diferencia: de la estación a la calle principal pagamos 100,000 Kips / $12 USD por dos personas en un Jumbo, mientras que de regreso, del hotel en la calle principal a la estación pagamos 20,ooo Kips / $2.5 USD por dos personas, por el mismo trayecto…).

Tercera parte: Luang Namtha a Luang Prabang, Laos

luang-namtha-luang-prabang

El autobús de Luang Namtha a Luang Prabang está programado a las 9:00 a.m. (aunque salimos de la estación alrededor de las 10:00 a.m.), un trayecto de 310 km / aprox. 7 horas), y el boleto cuesta 100,000 Kips / $12 USD. El autobús es pequeño, pero eso sí, hasta una motocicleta cabe en el techo:

La práctica común es subir a todo aquel que quepa en el más mínimo espacio… para muestra basta un botón… el señor de la siguiente fotografía viajó unas 3 horas parado, o más bien, casi sentado en mis piernas… 3 personas y un costal de 20 kg de arroz cupieron en el escalón de entrada del autobús:

En el camino a Luang Prabang el paisaje es conmovedor… montañas y campos de arroz, pequeños pueblos de unas cuantas casas a las orillas del camino (esto tristemente debido al peligro que representa internarse en la selva debido a las minas latentes…), tienditas, hombres jugando a la “pétanque” -herencia de la época colonial francesa-, niños, motos, pollos, vacas… y verde, verde y más verde:

En el camino sigue subiendo gente al autobus, y me llama la atención lo diferente que suena su diálogo… acostumbrada ya a los tonos del Tailandés, y un poco sensibilizada a los tonos del Lao, el idioma de mis compañeros de viaje sonaba completamente diferente, más cercano al Chino… Resulta que muchos de ellos son de la etnia Lao Hmong, originalmente del Sur de China (Hmong), que emigró y se estableció en las montañas de Vietnam, Tailandia y Laos… esto se manifiesta en la entonación, cadencia e incluso expresividad… Un señor tomó el autobús en el camino, y tardó como 5 minutos para acabar de subirse: como 5 niños y 3 mujeres diciendo adiós, caminaba dos pasos, se regresaba a despedirse de otros 3 niños, entonces llegaba otra señora, con otros niños, y al final fue todo un espectáculo ver a toda la familia diciéndole adiós al autobús! Pues éste mismo señor no dejó de platicar por unas 4 horas una historia que sonaba interesantísima pero que definitivamente no tengo idea de qué trataba… Aún así no perdí detalle de su narración… Aquí un extracto:

Por fin, aproximadamente a las 5:00 p.m. llegamos a la última parada: Luang Prabang. La estación de autobuses es nueva, y se encuentra bastante lejos del centro, por lo cual hay que tomar un Jumbo nuevamente. Negociar el precio es cansado pero indispensable… creo que el ser un país de reciente apertura al turismo explica la total arbitrariedad en la fijación de precios

Luang Prabang nos recibe con el famoso mercado nocturno, una colección de puestos de souvenirs y una que otra artesanía realmente local… La ciudad es el campo base de todo mochilero en el país. Cafés, panaderías, restaurantes de comida occidental, puestos de jugos, bares y agencias de viajes bordean la calle principal:

Y así nos dieron las 8:00 p.m… 36 horas después de salir de la estación de autobuses de Chiang Mai… Definitivamente valió la pena la travesía!

1603_Logo_CS_Gr_Small

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s